Historia y Geografía de Chile

viernes, 1 de mayo de 2009

Geografía de Chile


Chile es un país ubicado en el hemisferio sur, se considera un país tricontinental, que tiene territorios en tres continentes. En este sentido el territorio se divide en Chile continental (América), Chile insular (dividido en Chile Insular Oceánico y Chile Insular Continental) y Territorio Chileno Antártico (la reclamación territorial de Chile sobre la Antartida).

Respecto al Chile continental, se ubica en América del Sur, dentro de la región llamada Cono Sur; éste presenta un alto desarrollo latitudinal y escaso desarrollo longitudinal, es decir, es largo y estrecho, extendiéndose por 39 grados de latitud desde el punto tripartito con Perú y Bolivia hasta las islas Diego Ramírez. Chile Antártico se ubica en las altas latitudes australes, desde los 61° aproximadamente hasta el polo sur geográfico. Chile limita al norte con Perú, al este con Bolivia y Argentina, al oeste con el océano Pacífico, y al sur con el Polo Sur. Posee un borde costero de 6.435 kilómetros de longitud, y un total de 6.339 kilómetros de fronteras terrestres. La frontera con Argentina es la tercera frontera terrestre más larga del mundo, luego de la frontera entre Estados Unidos y Canadá y la de Rusia con Kazajistán.


La superficie de Chile americano, oceánico y antártico suman 2.006.096 km². De norte a sur, Chile se suele dividir por cinco regiones:
Norte Grande: Desde el extremo norte hasta el río Copiapó (aproximadamente en el paralelo 27°S).
Norte Chico: Desde el río Copiapó (aproximadamente en el paralelo 27°S) hasta aproximadamente el paralelo 32°S.
Zona Central: Desde aproximadamente el paralelo 32°S hasta aproximadamente el paralelo 38°S.
Zona Sur: Desde aproximadamente el paralelo 38°S hasta aproximadamente el paralelo 43°S.
Zona Austral: Desde aproximadamente el paralelo 43°S hasta el extremo sur.

En cuanto al relieve de Chile se pueden reconocer cuatro "macroformas": De este a oeste son la cordillera de los Andes, depresión Intermedia, cordillera de la Costa y las Planicies litorales o costeras. No obstante estas macroformas varían a lo largo del país.
La parte "continental" del país se extiende a lo largo de más de 4.300 km en una estrecha franja básicamente entre la cordillera de los Andes y la costa suroriental del océano Pacífico. Se ubica a lo largo de una zona altamente sísmica y volcánica, perteneciente al Cinturón de fuego del Pacífico, en la subducción de la placa de Nazca y la placa Sudamericana.
El Norte Grande es la zona comprendida entre el límite norte del país y el paralelo 26ºS, abarcando las regiones de ARICA - PARINACOTA, TARAPACÁ, ANTOFAGASTA y ATACAMA. Esta zona del paíse se caracteriza por la presencia del desierto de Atacama, el de mayor aridez en el mundo. La cordillera de la Costa es maciza y cae abruptamente formando el farellón costero que reemplaza a las planicies litorales, prácticamente ausentes en esta zona. La cordillera de los Andes, dividida en dos y cuyo brazo oriental recorre Bolivia, tiene una altura elevada y de importante actividad volcánica, la que ha ha permitido la formación del altiplano y de estructuras salinas como el salar de Atacama, debido a la acumulación de sedimentos durante años.

Más al sur se encuentra el Norte Chico que se extiende hasta el río Aconcagua. Los Andes comienzan a disminuir su altitud hacia el sur, acercándose cada vez más hacia la costa,. Los dos sistemas montañosos se entrecruzan prácticamente eliminando la depresión intermedia conforme avanzamos al sur del país. La existencia de ríos que atraviesan el territorio permite la formación de valles transversales, donde se ha desarrollado fuertemente la agricultura en el último tiempo, mientras las planicies litorales comienzan a ampliarse.
El Valle Central es la zona más habitada del país. Las planicies litorales (playas) son amplias y permiten el establecimiento de ciudades y puertos junto al Océano Pacífico, mientras la cordillera de la Costa desciende su altura. La cordillera de los Andes mantiene alturas superiores a los 6.000 m pero lentamente comienza a descender acercándose a los 4.000 m en promedio. La depresión intermedia reaparece convirtiéndose en un fértil valle que permite el desarrollo agrícola y el establecimiento humano, debido a la acumulación de sedimentos. Hacia el sur, la cordillera de la Costa reaparece con el nombre de la cordillera de Nahuelbuta, mientras los sedimentos glaciales dan origen en la zona de la Frontera a una serie de lagos.

La Patagonia se extiende desde el seno de Reloncaví (a la altura del paralelo 41ºS) hacia el sur. Durante la última glaciación, esta zona estaba cubierta por hielos que erosionaron fuertemente las estructuras del relieve chileno. Como resultado de esto, la depresión intermedia se hunde en el mar, mientras la cordillera de la Costa da origen a una serie de archipiélagos como el de Chiloé, en los Andes patagónicos se destaca, la presencia de grandes masas de hielo conocidas como campos de hielo que corresponden a las mayores reservas de agua en el mundo fuera de los polos. Cabe destacar que gran parte de los Andes Patagónicos, corren exclusivamente en territorio chileno y no están en la frontera con Argentina.

La Cordillera de los Andes, al igual que previamente lo había hecho la Cordillera de la Costa, comienza a desmembrarse en el océano dando origen a un sinnúmero de islas e islotes, situación que aumenta al sur de Tierra del Fuego, la cordillera de los Andes termina por hundirse completamente en el cabo de Hornos, y luego reaparece en la península Antártica, como los Antartandes, en el Territorio Chileno Antártico.

Al este de la cordillera de los Andes, en varios puntos de la Zona Austral chilena se presentan las pampas Patagónicas o estepa Magallánica, formada principalmente por terrazas que van descendiendo en dirección al Atlántico. Las pampas patagónicas son estructuras sedimentarias mucho más antiguas que los Andes y por ello han sido erosionadas por el viento y la acción glaciar, dejando en su mayor parte relieves llanos con algunas sierras y conjuntos montañosos de no más de 1.500 metros de altura. Las pampas patagónicas son atravesadas por el estrecho de Magallanes pero continúan desarrollándose en la parte norte de Tierra del Fuego.

En el medio del océano Pacífico, el país tiene soberanía sobre diversas islas, conocidas en conjunto como Chile Insular, en que destacan el archipiélago de Juan Fernández y la Isla de Pascua. Estas islas tienen un origen volcánico debido a que se encuentran en las zonas de fractura entre la placa de Nazca y la placa Pacífica, conocida como dorsal del Pacífico Oriental.

La longitud del país es el principal factor que existe para la gran variedad climática del territorio. La cordillera de los Andes regula el paso de masas de aire, impidiendo el paso de vientos desde las pampas argentinas hacia el territorio chileno y de la influencia marítima hacia la vertiente oriental.

En la zona norte del país, el clima es de carácter desértico, con escasas precipitaciones. Las temperaturas tienen leves variaciones a lo largo del año, manteniéndose en promedio en torno a los 20ºC. La Corriente de Humboldt estabiliza y enfría las zonas costeras y permite la presencia de abundante nubosidad conocida como camanchaca. Es una corriente oceánica fría que se mueve hacia el norte a lo largo de la costa de Chile activada por el régimen de viento predominante en el borde oriental del anticiclón subtropical del Pacífico, que se caracteriza por un componente desde el sur. La Corriente de Humboldt: Modifica las temperaturas en el norte del territorio chileno haciendo qué sean más frías de lo que corresponde por latitud.

En las zonas interiores del Norte de Chile , la oscilación térmica, la diferencia entre la miníma y la máxima temperatura en un día es alta con nula humedad y ausencia de nubes, lo que ha permitido la instalación de grandes observatorios astronómicos en la zona. En la zona del altiplano, las temperaturas descienden debido al efecto de la altitud creando un clima estepárico frío que se caracteriza por precipitaciones estivales, conocido como invierno altiplánico. En la zona del Norte Chico, existe un clima estepárico cálido o semiárido que sirve como transición hacia climas más fríos hacia el sur. Las precipitaciones son irregulares y se concentran en la temporada invernal.

Desde el valle del Aconcagua hacia el sur, el clima dominante es el mediterráneo en todo el territorio, a excepción de las altas cimas de la cordillera de los Andes de clima frío por efecto de la altura. Las cuatro estaciones están claramente marcadas, con un verano seco y cálido y un invierno lluvioso y frío. La zona costera presenta temperaturas reguladas por el efecto marítimo, mientras las zonas interiores presentan una alta oscilación térmica pues la cordillera costera actúa como biombo climático. En Santiago, las temperaturas en el verano promedian los 20º con extremas de 36ºC durante el verano (enero), mientras que en el invierno (junio) las temperaturas pueden llegar a los -2ºC y un promedio de 9,8ºC.

Las lluvias aumentan hacia el sur, que presenta un clima marítimo lluvioso entre la Región de la Araucanía y la península de Taitao. En el extremo austral, se desarrolla un clima estepárico frío caracterizado por una gran amplitud térmica, bajas temperaturas y una disminución de la pluviosidad que se presenta en invierno, generalmente en forma de nieve, mientras en el Territorio Antártico predomina el clima polar.

En las zonas insulares del país, el clima es fuertemente afectado por el efecto enfriador del océano. La Isla de Pascua presenta un clima único de características subtropicales con una media de 1.138 mm anuales de precipitaciones distribuidas durante el año.
El territorio chileno está cruzado por diversos ríos que generalmente transcurren desde la cordillera de los Andes hacia el océano Pacífico en sentido este-oeste. Sin embargo, debido a las características del territorio, la longitud de estos ríos es corta.
Destacan la minería, principalmente en la zona norte y en menor medida en la zona central. Los recursos forestales se localizan en la mitad sur del territorio americano. Los recursos del mar son de enorme importancia, siendo la biomasa de las aguas territoriales y de la zona económica exclusiva de gran abundancia. Además, en la Zona Austral de Chile hay petróleo, siendo un gran recurso para Chile.
Chile "Una loca geografía....al fin del mundo"

martes, 12 de junio de 2007

Geografia de la capital de Chile

La region metropolitana es la región con más habitantes y la que concentra el mayor porcentaje del Producto Interno Bruto, convirtiéndola en la que tiene un ritmo de crecimiento superior al promedio nacional. El Producto Interno Bruto es el valor total de la producción de bienes y servicios de un país durante un período normalmente es un trimestre o un año. El PIB contabiliza sólo los bienes y servicios producidos durante un período y no contabiliza los bienes o servicios que son fruto del trabajo informal como el trabajo doméstico de uan dueña de casa, los intercambios de servicios entre conocidos, los vendendores ambulantes, etc..

Esta región se ubica en la zona central de nuestro país, entre los 32º55’ y los 34º19’ de latitud sur, y entre los 69º46' y 71º 43' de longitud oeste, aproximadamente. Limita al norte y al oeste con la Quinta Región de Valparaíso, al este con Argentina y al sur con la Sexta Región del Libertador General Bernardo O’Higgins.
Tiene una superficie de 15.403, 2 Km2, lo que representa apenas un 2,05% del territorio del Chile continental, en superficie, la Región Metropolitana de Santiago es la más pequeña del país, aunque la con mayor densidad poblacional, con 393,5 habitantes por Km2.

Esta región está dividida en seis provincias: Chacabuco (capital: Colina), Cordillera (capital: Puente Alto), Melipilla (capital: Melipilla), Talagante (capital: Talagante), Maipo (capital: San Bernardo) y Santiago (capital: Santiago). Estas provincias se subdividen, a su vez, en 52 comunas.

El relieve de la Región Metropolitana de Santiago presenta tres unidades que, de oriente a poniente, son: la Cordillera de los Andes, la Depresión Intermedia y la Cordillera de la Costa.

La Cordillera de los Andes: en esta región se presenta alta y maciza. Además, vuelve a aparecer la actividad volcánica con la presencia de conos volcánicos que dan las mayores alturas a esta cordillera. Entre estos podemos nombrar al Tupungato (6.570 msnm), Marmolejo (6.108 msnm), Nevados del Plomo (6.050 msnm), Nevado de Los Piuquenes (6.017 msnm) y el San José (5.856 msnm).

De la erosión de la Cordillera de los Andes y de las cenizas volcánicas provienen los materiales que han rellenado los valles de la Depresión Intermedia.

La Cordillera de los Andes presenta nieves permanentes que proporcionan a esta región grandes recursos hídricos.

La Depresión Intermedia: también conocida, en esta zona, como Cuenca de Santiago (ver glosario) cuyos límites son: por el norte, el cordón de Chacabuco; al este, la Cordillera de los Andes; al sur, la angostura de Paine, y al oeste, la Cordillera de la Costa. La cuenca de Santiago tiene una longitud de 80 Km en dirección norte-sur, y 35 Km de ancho, sentido este-oeste. Su superficie se encuentra ocupada por el área urbana de Santiago, con una altitud media de 520 msnm. En esta zona, también, provenientes de cordones montañosos preexistentes, se encuentran algunos cerros islas insertos en plena ciudad de Santiago, tales como Santa Lucía, Blanco y Renca. Cabe destacar que desde esta región y hasta Puerto Montt, la Depresión Intermedia se mantiene sin interrupciones.

La Cordillera de la Costa: es el límite entre la Región Metropolitana y la Región de Valparaíso, y su fisonomía se presenta como un cordón compacto que delimita, por el poniente a la cuenca de Santiago. En esta región, este accidente alcanza continuidad y alturas que sobrepasan los 2.000 msnm, tales como: el cordón de los cerros del Roble 2.222 msnm, La Campana 1.828 msnm, Vizcachas 2.046 msnm, el Roble Alto 2.185 msnm y los altos de Chicauma y Lipangue. Estas alturas son un obstáculo para las comunicaciones entre Santiago y la costa.
El clima de esta región es templado cálido, del tipo continental. Esta última característica está acentuada porque la Cordillera de la Costa actúa como biombo climático, impidiendo que la moderadora influencia marina actúe sobre la Cuenca de Santiago. Este clima se caracteriza por un irregular régimen de precipitaciones, que se concentran en los meses de otoño e invierno, con un promedio anual de 384 mm. También presenta un verano seco, con temperaturas que en ocasiones sobrepasan los 30º C. La temperatura media anual de esta zona es de 14ºC, con una media invernal de 9ºC y una media en verano de 22,7ºC.

En el sector cordillerano las condiciones son más extremas, siendo frecuentes las temperaturas inferiores a los 0º C, por lo que se configura un clima más frío. Estas características, unidas a la abundante precipitación en forma de nieve, generan óptimas condiciones para el desarrollo de deportes de invierno en los varios centros de esquí que existen.

En el valle longitudinal, el clima cálido, sumado a la presencia de fértiles tierras y buena disponibilidad de agua, permite el desarrollo de una activa agricultura, orientada a la producción de hortalizas y frutales.

El paisaje de la Región Metropolitana de Santiago es uno de los más alterados del país, debido a que la mayoría de los espacios naturales han sido ocupados por los asentamientos urbanos, o para su utilización como terrenos agrícolas o para el pastoreo.

Estas modificaciones del entorno natural y el exceso de población humana no solo han afectado el paisaje, sino también la fauna. De hecho, esta resulta ser más bien escasa comparada con la de otras regiones. Otra característica relevante, con respecto a la fauna, es el gran número de especies introducidas, muchas de las cuales son consideradas plagas, como es el caso del conejo, el guarén, la cotorra argentina, la rana africana y la chaqueta amarilla, entre otras.

La fauna predominante está compuesta por aves, entre las que destacan el cóndor, el aguilucho, el halcón peregrino, la perdicita cordillerana y la tórtola cordillerana. En cuanto a los mamíferos, se pueden observar especies como el murciélago orejudo, la llaca (o yaca), la laucha andina, el ratón colilargo de los espinos, la vizcacha, el zorro culpeo y el colocolo.

Cordillera de la Costa: bajo sus faldeos y en forma de “islas” se desarrollan pequeños bosques del tipo bosque deciduo de Santiago, en cuya composición destacan las siguientes especies: el maquicillo, la quila, el litrecillo, el roble de Santiago, el peumo, el quillay, el guindillo y el espinillo.
Bajo el bosque deciduo de Santiago se encuentra una formación de matorral espinoso que incluye, entre otros, al boldo, el colliguay, el litre, el peumo, el romerillo, la lengua de pato, el chagual, la tembladera, el yaquil y el mitique.

En estos ambientes son las aves las que mejor se aprecian y entre ellas destacan, el jilguero, la diuca, el tordo, el mirlo, la loica, el chincol, el chirihue y el zorzal.


La Región Metropolitana es la única región del país que carece de costa. Esto porque su límite por el poniente alcanza solo hasta la Cordillera de la Costa, y la zona litoral, que está detrás de ella, pertenece a la Quinta Región.

Los habitantes de esta región producen, en promedio, 1 kilo de basura al día, o sea, 6.000 toneladas de residuos sólidos domiciliarios. Y que esta cantidad alcanzaría para llenar con cinco metros de altura la cancha del Estadio Nacional, todos los días.


Lamentablemente, para todos son conocidos los graves problemas ambientales que afectan a la Región Metropolitana. Estos tienen que ver con la contaminación atmosférica por gases y partículas provenientes de fuentes móviles y fijas, la contaminación biológica de ríos por residuos industriales líquidos (RILES) y por aguas servidas, el inadecuado sistema de eliminación de desechos sólidos domiciliarios, escombros, desechos hospitalarios y residuos tóxicos e insuficiente forestación.


Entre las causas de este complejo panorama ambiental se encuentran el desarrollo explosivo de la gran urbe, la sobrepoblación, las particulares características del relieve de la cuenca de Santiago y una ineficiente política urbana y ambiental.


Como se sabe, Chile es un país sísmico, y Santiago se ubica precisamente en una zona de gran sismicidad, lo que se refleja en que tiene un 30% a 40% de probabilidades de ser afectada por un sismo superior al grado 6 (escala de Mercalli) en un período de 30 años.


También en esta zona existen numerosos volcanes, muchos de ellos activos, como el San José, el Maipo y el Tupungatito.


Por otro lado, el carácter geológico de los suelos, lo abrupto de su relieve, el clima y la gran intervención del medio natural hacen de Santiago un lugar de grandes riesgos naturales. Así, por ejemplo, Santiago es proclive a sufrir grandes inundaciones debido a la caída de una importante cantidad de precipitaciones.

Esta situación, unida a terrenos poco afianzados, provoca también deslizamientos de tierras que, en ocasiones, han provocado graves consecuencias, como los aluviones (ver glosario) del invierno de 1993.


La Región Metropolitana de Santiago, según el Censo del 2002, registró un total de 6.061.185 habitantes, es decir, 803.248 habitantes más que en el Censo anterior.
De la población regional total, un 96,9% corresponde a población urbana, es decir, 5.875.013 habitantes. Asimismo, un 51,5%, equivalente a 3.123.992 habitantes, son mujeres y 2.937.193 habitantes son hombres (48,4%).

La provincia con mayor cantidad de habitantes es la de Santiago, con 4.668.473 habitantes; segunda está la Provincia de Cordillera, con 522.852 habitantes. En esta última provincia es donde se encuentra la comuna de mayor población en la Región Metropolitana, Puente Alto, con 492.915 habitantes.

En la Provincia de Santiago, en la "gran capital", las cinco comunas con más población son, en orden decreciente: Maipú (468.390 habitantes), La Florida (365.674 habitantes), Las Condes (249.893 habitantes), Peñalolén (216.060 habitantes) y Santiago (200.792 habitantes).
La densidad poblacional de esta región alcanza a 393,5 habitantes por Km2, siendo la Provincia de Santiago la más densamente poblada, con 2.275,1 habitantes por Km2.

Por otro lado, se estima que la tasa media de crecimiento anual, para el período 2000-2005, es de 1,35 personas por cada 100 habitantes.


¿Cómo ha crecido Santiago?
Desde que Santiago fue fundada ha tenido un crecimiento sostenido desde las 150 personas que llegaron con Pedro de Valdivia hasta la fecha.

En sus primeros tiempos y hasta los primeros años del siglo XVII, la ciudad tuvo una tasa de crecimiento demográfico relativamente alta, con un 2,68% anual. Posteriormente y hasta fines del siglo XIX, el crecimiento de la población se detuvo en cifras menores al 2% anual.


Sin embargo, a fines del siglo XIX Santiago comienza a crecer en una forma acelerada, con una tasa de un 3% anual, llegando incluso a cifras de 4,24% entre los años 1952 a 1960.


Este gran aumento cuantitativo no solo se debió al propio crecimiento vegetativo, sino también a un activo incremento de la tasa de inmigración desde las otras regiones e incluso desde el extranjero hacia la capital. Sin embargo, en las últimas décadas del siglo XX la tasa de crecimiento de la población santiaguina ha decrecido a menos del 2%.


Por otra parte, el crecimiento de la población va acompañado de una expansión territorial de la ciudad y de un aumento de la densidad poblacional. Así, a 50 años de su fundación, en 1591 Santiago ocupaba 218 hectáreas, con una densidad de 6,8 habitantes por Km2. No obstante, a fines del siglo XVIII, Santiago ya ocupaba 400 hectáreas y la densidad sobrepasaba los 100 habitantes por Km2.


A principios del siglo XX, la ciudad abarcaba casi 4.000 hectáreas y comenzaba el desarrollo de núcleos satelitales (Puente Alto, San Bernardo y Maipú), los que poco a poco se unieron a Santiago.


Para 1960, el crecimiento de Santiago continuaba desarrollándose en forma acelerada y su expansión física ya alcanzaba unas 20.000 hectáreas. En 1980, la ciudad tenía una extensión cercana a las 45.000 hectáreas y en 1990 llegaba a las 70.000 hectáreas. Según cifras del INE (2000), la metrópolis santiaguina aporta el 48,7% del Producto Geográfico Bruto (PGB) del país. Esta cifra se logra gracias al aporte de una serie de actividades económicas que, según su tipo, son: primarias o extractivas, secundarias o de transformación y terciarias o de servicios.


Actividades primarias o extractivas


Son las relacionadas con la extracción de materias primas y que requieran de un mínimo de transformación para obtener un producto. Este sector incluye a las actividades silvoagropecuarias, que aportan con 2,57% del PIB regional. Según cifras del INE, para la temporada 2001-2002, en la Región Metropolitana la superficie agrícola sembrada y dedicada a los cultivos cerealeros, de legumbres y tubérculos e industriales, alcanzó un total de 24.470 hectáreas y su producción fue de 231.244 toneladas, siendo el maíz el cultivo más importante, con 102.485 toneladas. El resto del suelo de la región es dedicado a otro tipo de cultivos, que según orden de importancia son: frutales, forraje anual y permanente, hortalizas, chacras y viñedos.


En el sector pecuario, el ganado más importante en esta región es el porcino, que en el 2000 alcanzó a 1.395.810 cabezas; luego le seguía el ganado bovino, con 383.121, y los caballares, con 33.205 cabezas. Las plantaciones forestales del tipo industrial alcanzan a 15.049 hectáreas, siendo el eucalipto la especie más destacada, con 11.528 hectáreas.


Actividades secundarias o de transformación


Contemplan el cambio de materias primas a productos intermedios y/o finales a través del trabajo, capital y tecnología. La Región Metropolitana presenta la concentración industrial más alta del país. Esto se explica por las mejores condiciones para el desarrollo industrial que ofrece esta región: acceso a créditos, gran concentración de población, personal calificado, buenas vías de acceso para la entrada de materias primas y la salida de la producción, y abastecimiento de agua y energía.


La industria manufacturera de esta región entrega al PGB nacional más del 50% generado a nivel nacional. Y con respecto al aporte que hace este rubro al PIB regional, este es del 20,53% (2000).


Según cifras del INE (2000), el valor bruto de la producción de la industria manufacturera de esta región es de 8.029.724 millones de pesos. De este total, la industria de productos alimenticios, bebidas y tabaco es la más importante, pues genera el 31,9%. En segundo lugar está la industria química de caucho y plástico, derivados del petróleo y carbón, con un 21,8%.


Actividades terciarias o de servicios


Son las que producen bienes intangibles difíciles de medir y que incluyen a los servicios públicos, construcción, comercio, entre otras. Estas actividades se relacionan con la construcción, el comercio, transporte y comunicaciones, servicios financieros, administración pública, comercio, turismo, electricidad, gas y agua, entre otras.

El sector terciario de esta región aporta más del 70% del PGB nacional. Regionalmente, este entrega más del 80% del PIB. Las actividades terciarias que más aportan al PIB regional son las relacionadas con el comercio, restaurantes y hoteles (29,47%), los servicios financieros (26,75%) y el transporte y las telecomunicaciones (10,19%).

Además, según cifras del año 2002 (INE), las actividades terciarias concentraron a 1.827.730 personas, es decir, un 78,8% del total regional de personas ocupadas por rama de actividad económica.


Atractivos turísticos

La Región Metropolitana posee atractivos que dicen relación con el turismo citadino que, principalmente, entrega la ciudad de Santiago, basado en numerosos museos y centros culturales, amplia oferta de lugares de paseos y de diversión tanto diurna como nocturna. También, la cercanía a la Cordillera de los Andes ofrece la posibilidad de practicar actividades de montaña y deportes de invierno.

Asimismo, la ruralidad de esta región, que se puede encontrar en comunas ubicadas a pocos kilómetros de Santiago, permite apreciar las tradiciones, paisaje y actividades propias del campo chileno.


Sin embargo, a pesar de poseer variados recursos turísticos, esta región se presenta como el más importante centro de recepción y distribución turística, tanto nacional como internacional. Esto, porque en la Región Metropolitana se encuentra el principal aeropuerto del país (Aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Merino Benítez) y los más importantes terminales de buses. Asimismo, Santiago posee numerosas salas de cine y teatros para quienes quieran disfrutar de una buena película, obra de teatro o de espectáculos del más alto nivel, como los que se dan en el Teatro Municipal de Santiago. Por otro lado, para quienes quieran irse de compras, Santiago y varias de sus comunas ofrecen una amplia gama de posibilidades. En total existen una veintena de centros comerciales y malls para los más diversos gustos y presupuestos. Santiago se caracteriza por tener numerosos parques, plazas y paseos que permiten disfrutar de hermosos entornos. Entre los más grandes y concurridos están: Parque Metropolitano (Virgen, Jardín Zoológico, teleférico y funicular), Parque O’Higgins, Parque Los Reyes, Cerro Santa Lucía, Quinta Normal, Parque Bustamante, Parque Forestal, Parque de las Esculturas, Parque Intercomunal de La Reina y Parque Almagro. La capital cuenta, además, con una amplia gama de servicios hoteleros, muchos de ellos de nivel internacional, restaurantes con la más variada gastronomía y una animada vida nocturna.

La Región Metropolitana alberga la mayor cantidad de población identificada con la etnia mapuche (incluso por sobre la Novena Región), con un 44% del total nacional, lo que equivale a 409.079 personas.


Como hemos visto, desde su fundación Santiago ha crecido explosivamente, logrando una extensión en la actualidad de unos 40 Km2. Muchos núcleos poblacionales, tales como Ñuñoa, Renca, Pudahuel, Maipú, Quilicura, Peñalolén, La Florida, Puente Alto, que se encontraban separados de Santiago, con el paso de los años se fueron uniendo y formando un tejido urbano continuo. El resultado de esta unión es la gigantesca urbe llamada Gran Santiago, dividida administrativamente en 31 comunas autónomas. La conformación urbana del Gran Santiago es heterogénea y mezclada. Al oriente se encuentra el “barrio alto”, que incluye las comunas de Providencia, Vitacura, Las Condes, Lo Curro y La Dehesa. Hacia el norte, sur y el poniente aparecen centros industriales mezclados con nuevos conjuntos habitacionales (villas, poblaciones y condominios). En el centro está la sede del Gobierno y los principales organismos administrativos, financieros y comerciales del país.


Textos resumidos de: www.icarito.cl
ACTIVIDAD Geografía de la región metropolitana de Santiago.
Contesta las siguientes preguntas de forma completa, cuidando tu ortografía:

1. De ejemplos de actividades primarias, secundarias y terciarias.
2. En la relación entre extensión terrestre y cantidad de población ¿qué caracteriza a la región metropolitana de Santiago?
3. ¿Cuáles son las unidades del relieve de la región metropolitana de Santiago y en cuál de esas unidades se ubica Santiago Centro?
4.¿Qué influencia ha tenido en el paisaje natural de la región metropolitana de Santiago su alta población y urbanización?
5.¿Por qué ha crecido a lo largo de la Historia la población e Santiago?
6.¿Qué atractivos turísticos tiene la región metropolitana de Santiago?
Deduzca por qué la región metropolitana de Santiago es la que tiene mayor cantidad de población mapuche del país en lugar de La Araucanía?
Desarrollo

Regiones de Chile


En 1974, se estableció una nueva división político administrativa de Chile que divide el territorio nacional en regiones, provincias y comunas. A partir del año 2007, Chile se divide en 15 regiones, de norte a sur: Región de Arica y Parinacota, Región de Tapacá, Región de Antofagasta, Región de Atacama, Región de Coquimbo, Región de Valparaíso, Región Metropolitana, Región del Libertador General Bernardo O'Higgins, Región del Maule, Región del Bío-Bío, Región de La Araucanía, Región de Los Ríos, Región de Los Lagos, Región Aisén del General Carlos Ibañez del Campo y Región de Magallanes y la Antártica Chilena.

Chile y sus regiones

El territorio de un país se divide internamente de diferentes maneras. En el caso de Chile, entre los siglos XVI y XIX, se contaba con tres grandes regiones: Norte, Central y Austral. La Constitución de 1811 cambió esa división territorial si bien se mantuvieron las tres regiones sus nombres fueron cambiados por: Coquimbo, Santiago y Concepción.
Ya en 1945, basándose en las características geográficas y económicas, el país se didvidió en 6 regiones: Norte Grande, Norte Chico, Núcleo Central, Concepción y La Frontera, Los Lagos y Los Canales. Bajo la dictadura de Pinochet se estableció la división en regiones, las que tienen como principal autoridad al Intendente, las regiones se dividen a su vez en provincias cuya máxima autoridad es el gobernador, ambas autoridades son elegidas por el Presidente de la República y duran en el cargo hasta que este lod ecida, las provincias se dividen en comunas, que tienen en el alcalde a su principal autoridad, este cargo es de elecci{on popular.

¿Porqué se incorporaron dos nuevas regiones?
La división del territorio en regiones genero en parte de la población conflictos lo que originó demandas de algunas provincias que querían convertirse en regiones para ser más autonomas. Es por esta razón que se pensó en la incorporación de las dos nuevas regiones de Arica-Parinacota y de Los Ríos. La idea es que el nuevo estatus y la burocracia que genera, aporten al desarrollo de esas zonas en áreas como el turismo, la minería, la agricultura, la economía en general y las comunicaciones. La división en regiones tuvo como su principal justificación el darle a las regiones mayor autonomía en la toma de decisiones y así solucionar el histórico problema del centralismo que concentra el poder en Santiago.

Las dos regiones de Los Ríos y de Arica y Parinacota alteran el orden numérico asignado a las regiones de norte a sur, por lo que se recomienda emplear los nombres de cada una de las regiones en lugar de sus números para evitar confusiones.

Las nuevas Regiones

La Región de Arica y Parinacota está ubicada en el Norte del país y se divide en las provincias de Arica y Parinacota (antes pertenecientes a la Región de Tarapacá). La nueva provincia del Tamarugal incluye como capital provincial la comuna de Pozo Almonte y además las comunas de Pica, Huara, Camiña y Colchane.

Por su parte la Región de Los Ríos, se divide en las provincias de Valdivia y Ranco (antes pertenecientes a la Región de Los Lagos). La Unión es la capital de Ranco y se incorporan además las comunas de Futrono, Río Bueno y Lago Ranco. La provincia de Valdivia, por su parte, incluye a Mariquina, Lanco, Los Lagos, Corral, Máfil, Panguipulli, Paillaco y Valdivia.

Es probable que nuestro país siga cambiado su división territorial, incluso ya existen algunas propuestas para modificar la provincia de Aconcagua, la provincia de El Loa, la provincia de Chiloé, la Provincia de Ñuble y el sector sur de la Región del Maule.
ACTIVIDAD Regiones de Chile. Contesta las siguientes preguntas de forma completa, cuidando tu ortografía:
1. ¿Es correcto sostener que Chile siempre ha estado dividido política y administrativamente en regiones? (Justifique la respuesta)
2. ¿Para qué se crean las regiones nuevas a partir del año 2007?
3. ¿Cuál es la única región del país que no tiene salida al mar?
4. Indique el nombre de cada una de las regiones del país en orden de norte a sur.
Desarrollo

lunes, 16 de abril de 2007

Gobierno de Patricio Aylwin (1990-1994)


Este gobierno fue definido como el de la transición a la democracia. En el año 1957, fue cofundador del Partido Demócrata Cristiano (PDC). En 1973, la DC apoyo el golpe militar considerando que Allende habçia violado las leyes. Muchos politicos creyeron que la dictadura duraria poco tiempo y se convocaria a nuevas elecciones, pero Pinochet se mantuivo 17 años ene el poder Ejecutivo.

Asumió como Presidente de la República el 11 de marzo de 1990. Su pirncipal obra se dio a conocer en 1991, cuando presentó el informe elaborado por la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, en el que se hacía un balance de la situación de los derechos humanos en la dictaduira. Terminó su mandato presidencial en 1994, la Cosntitucion de 1980 estipulaba que su gobierno, al ser de transicion, duraria solo 4 años por lo que no pudo convertirse en senador vitalicio, solo los mandatarios que ejercieron la presidencia por un período mínimo de seis años podian acceder a ese cargo, por lo que solo Eduardo Frei Ruiz-Tagle y Augusto Pinochet pudieron ocuparlo.

Otras obras de su mandato fueron:

Transformo la Oficina de Planificación Nacional (Odeplan) en Ministerio de Planificación y Cooperación, concebido como una instancia fundamental en la planificación e implementación de las políticas sociales. Como dependiente de este organismo, se creó el Fondo de Solidaridad e Inversión Social (Fosis), el cual tiene por objetivo financiar proyectos productivos de sectores pobres y microproductores, los mas afectados con la transformacion economica impuesta por Pinochet.

En cuanto al problema del medio ambiente, se formó la Comisión Nacional de Medio Ambiente, CONAMA, oficina que debe velar por el cuidado del medio ambiente en coordinacion con varios ministerios, en el año 2007 esa comision ha sido transformada en un Ministerio.

En 1990, el gobierno de Aylwin creó la Comisión Especial de Pueblos Indígenas (CEPI), que asumió la coordinación de las políticas del Estado en este ámbito. Tres años después, en septiembre de 1993, fue aprobada por el Congreso la Ley de Pueblos Indígenas. que creó la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), que se encarga de las politicas publcias dirigidas a los pueblso indigenas con la idea de reparar los daños causados a esta parte d ela poblacion desde la Colonia.

Se constituyó el Programa de Mejoramiento de la Calidad y Equidad de la Educación (MECE), que básicamente impulsaba el perfeccionamiento de profesores, ayudaba a los adultos a completar su educación e incrementaba las raciones alimenticias escolares. En la educación superior (universidades tradicionales), se estimuló la elección democrática de sus autoridades, como rectores, decanos y directores.

El modelo económico neoliberal impuesto por Pinochet fue criticado por los costos sociales que generaba en especial entre los sectores mas pobres y se busco corregirlo para llegar a un desarrollo equitativo y sustentable. Al comienzo de la administración del Presidente Aylwin la inflación alcanzaba a un 30%, en tanto que, al término de 1993, esta cifra se redujo a apenas 12,2%. Del mismo modo, el crecimiento económico registró un aumento sostenido, alcanzando la cifra récord de 10,4% en 1992, el más alto en 27 años.

Informe Rettig

Para restablecer la convivencia nacional, gravemente afectada por las violaciones a los derechos humanos, durante el gobierno del Presidente Aylwin se formó la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, integrada por destacadas personalidades de diferentes posiciones políticas.

Al cabo de nueve meses de trabajo, esta comisión elaboró un informe, conocido como el Informe Rettig, por el nombre del jurista Raúl Rettig que la presidió, basado en el análisis de los testimonios recogidos en todo el país sobre las violaciones a los derechos humanos, cometidas entre el 11 de septiembre de 1973 y el 11 de marzo de 1990. De acuerdo con el informe, los afectados fueron 2.279, de los cuales 164 fueron consideradas como víctimas de la violencia política y 2.115, de las violaciones a los derechos humanos.

La Comisión formuló una serie de recomendaciones, a fin de fijar “medidas de reparación moral y material” para los familiares de las víctimas y establecer medidas legales y administrativas, para “impedir o prevenir nuevas violaciones a los derechos humanos”.
Postales Bicentenario: El informe Rettig

Con Argentina se solucionaron varios conflictos pendientes, se firmaron varios acuerdos de integración, pero en octubre de 1994 se conoció el fallo del Tribunal Arbitral -reunido en Río de Janeiro-, en el cual Chile perdió la Laguna del Desierto, el territorio que estaba en litigio desde 1991 con el país vecino.

En 1991, cuatro países sudamericanos (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) firmaron un tratado en el que se acordaba construir, a partir de 1994, el Mercado Común del Sur (Mercosur), con un programa de desgravación arancelaria que partiría en diciembre de ese año. De inmediato se planteó la posibilidad de que Chile se asociara a esta iniciativa, dado que había priorizado como política exterior la apertura económica hacia América Latina, por ser el ámbito natural de integración. Sin embargo, a pesar de esta posición, Chile se abstuvo de ingresar, ya que existían diferencias muy significativas, tanto respecto de la estabilidad económica como de la mantención de un arancel parejo y bajo. Pero en 1994, se comenzó a flexibilizar y Chile empezó a estudiar nuevamente la posibilidad de establecer un acuerdo de integración. Finalmente, en 1996, se firmó el proyecto de acuerdo de libre comercio de Chile con el Mercosur, en el cual se estableció un marco jurídico e institucional para la cooperación económica e integración física.

En este ámbito, se trató de democratizar las instituciones públicas y consolidar la necesaria relación de subordinación de las Fuerzas Armadas al poder civil. Aunque este aspecto fue manejado con mucha cautela, evitando cualquier enfrentamiento, durante este período los militares igualmente hicieron ver y sentir su malestar político de manera efectiva en dos ocasiones: en el llamado “ejercicio de enlace”, en diciembre de 1990, y en el “boinazo”, en mayo de 1993. Otro paso importante en la democratización y en la descentralización del país, se dio con la modificación de la ley de elecciones municipales, las que se realizaron en 1992, con un amplio triunfo para los candidatos de la Concertación.

sábado, 14 de abril de 2007

Dictadura de Pinochet 1973 - 1990


De 1973 a 1990 Chile sufrió una importante transformación económica, política y social. Paralelamente se sucedieron sistemáticas violaciones a los derechos humanos que dejaron profundas secuelas en la sociedad chilena.

El 11 de septiembre de 1973, un golpe de Estado, al mando de los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas, logró terminar con el mandato de Salvador Allende. A través del decreto Ley N° 527 de 1974, se estableció que el presidente de la Junta Militar de Gobierno (el Comandante en Jefe del Ejército de Chile, Augusto Pinochet Ugarte) tendría en sus manos el Poder Ejecutivo, con el cargo de Jefe Supremo de la Nación, en diciembre de ese mismo año, se entregó el más tradicional título de Presidente de la República.
Aunque la idea original fue que la presidencia de la Junta sería rotativa, este propósito nunca se cumplió. El poder que adquirió Pinochet con este nombramiento fue enorme, tuvo la capacidad de nombrar y remover a su arbitrio, ministros, intendentes y alcaldes.
Entre los hitos de la dictadura de Pinochet destacan:
1975: La imposición del modelo económico Neoliberal, adoptado por Inglaterra unos años antes, que proponía entregar la actividad económica a privados y que el estado debía intervenir lo menos posible en economía, por lo que muchas de las empresas estatales fueron vendidas a empresarios chilenos y / o eçxtranjeros. El Estado se concentra en este modelo en la labor de ayudar a las personas de menos recursos a incorporarse a la economía formal a través de subsidios, por ejemplo: el subsidio habitacional.

1976: Se disuelve el Comité Pro-Paz, debido a las presiones de la dictadura, el Monseñor Raúl Silva Henríquez organizó la Vicaría de la Solidaridad, que cumplió una importante labor en la denuncia de las violaciones de los derechos humanos.

1978: Durante el gobierno de Pinochet fue dictado el Decreto Ley 2.191, que concedió amnistía a todas las personas que, en calidad de autores, cómplices o encubridores hubieren incurrido en hechos delictuosos, entre el 11 de septiembre de 1973 y el 10 de marzo de 1978.

1980: Con motivo del llamado a la realización de un plebiscito donde se decidiría el destino de una nueva Constitución, el gobierno autorizó una manifestación organizada por la oposición, El acto se realizó en el teatro Caupolicán. La constitución propuesta por Pinochet fue aprobada en un plebiscito que no contó con las garantías minímas de un proceso electoral legal. Esta constitución le permitió gobernar hasta 1990. La Constitución Política de la República de Chile de 1980 es el texto constitucional actualmente vigente en el país. Entró en vigor, en un régimen transitorio, en 1981 y, en forma plena, en 1990. Ha sido reformada en 11 ocasiones siendo la última el año 2008, actualmente tiene 129 artículos y 21 disposiciones transitorias.
Se trata probablemente del texto más respetuoso de los derechos individuales de las personas que haya conocido la historia constitucional chilena; la paradoja es que haya sido dictada precisamente por una dictadura militar que violo como ninguna otra antes los derechos humanos de los chilenos. Sin embargo, no es casual que durante gran parte de los primeros años de vigencia del texto, el país haya sido gobernado bajo estados de excepción constitucional que permitieron eludir algunas reglas al gobierno no democrático, ejemplo de esto es el toque de queda.
Originalmente la Constitución de 1980 estableció una democracia protegida, en la que cualquier pensamiento que la la dictadura o sus seguidores consideraran epligrosa se prohibía, así por ejemplo la doctrina de la lucha de clases fue considerada ilegal y por ello el Partido Comunista paso a la ilegalidad. Durante casi 25 años subsistieron algunos aspectos heredados de esa concepción política: el papel de las Fuerzas Armadas como garantes de la institucionalidad, el peso cada vez menor en la práctica del Consejo de Seguridad Nacional de Chile, y la existencia de senadores designados, que impedían que el Senado fuese la expresión de la voluntad de la gente en las eleccioens.
Dos factores que aún se discuten de la Constitución de Chile son:
1. La definición de un sistema electoral que no asegura la representación de todas las colectividades políticas y ha obligado a formar grandes bloques políticos – en donde las colectividades más marginales tienen dificultad para hacerse oír por ejemplo el Partido Comunista, el Partido Humanista y otros movimientos políticos no logran tenerr disputados y senadores pese a tener un porcentaje no menor de la votación. Ee sisteme electoral llamado binominal busca dividir al país en dos bloques políticos grandes y evitar que los partidos más pequeños tengan cargos de elección popular y así ha sucedido hasta ahora.
2. En varias de sus partes la Constitución exige mayorías parlamentarias calificadas para reformar aspectos claves en la actualidad. Por ejemplo, se exige una mayoría de los 4/7 de los parlamentarios en ejercicio para reformar las votaciones, los partidos políticos, la libertad de enseñanza, las bases de la Administración, el Congreso Nacional, el Tribunal Constitucional, las Fuerzas Armadas, etc. Dado lo anterior, ha sido extremadamente difícil reformar tales instituciones cuyo régimen jurídico fue definido durante la dictadura militar.
3. El principio de subsidiariedad, por ejemplo, puede ser un obstáculo a la implementación de políticas asistenciales o de servicio público más agresivas por parte del Estado. Igualmente, la importancia asignada a la familia podría esgrimirse como argumento que impida la adaptación de las leyes a la evolución de las costumbres, particularmente en materia sexual. En fin, incluso un concepto aparentemente tan inocuo como el de bien común puede ser objeto de lecturas restrictivas, que vinculen el porvenir de la sociedad chilena a un modelo específico inmutable, y frenen su evolución conforme a la apreciación más o menos cambiante del interés general, que hagan los representantes de la Nación a través del tiempo. Otro asunto complejo es que la constituciónse refiere a la moral y als buenas costumbres y no las define con lo que el uso de este argumento queda a la arbitrariedad de los jueces.
Video que expone en forma sintética el proceso de creación de la constitución de 1980, el plebiscito que se realizó para ratificarla y las manifestaciones que se generaron en torno a este episodio.
1987: En el mes de enero se derogó la disposición, vigente desde septiembre de 1973, que establecía el toque de queda y restricciones a la circulación nocturna de vehículos. Además, mediante una ley se reguló la existencia de los partidos políticos.
1988: Se convocó a un plebiscito, donde la ciudadanía determinó que Pinochet no continuaría gobernando el país.
NOTICIAS DE CHILE EN LOS DIAS POSTERIORES AL PLEBISCITO DE 1988

1989: Se realizaron las elecciones presidenciales, donde el democratacristiano Patricio Aylwin ganó los comicios.
11 de marzo de 1990: Se inauguró en Valparaíso la nueva sede del Congreso Nacional, que reinició sus funciones tras 16 años y cinco meses de receso. Asumió como presidente de la República por un período de cuatro años Patricio Aylwin. Su mandato se basó en cuatro principios fundamentales: continuar el modelo económico; poner en marcha las instituciones democráticas; promover la justicia social y lograr la reconciliación nacional.

sábado, 10 de marzo de 2007

EL PRESIDENCIALISMO, Chile 1925-1973

El período entre 1925 y 1973 se denomina Presidencialismo por el reforzamiento que tuvo el poder Ejecutivo. Enn la práctica el presidencialismo no se impuso de inmediato, pues en los primeros ocho años de este período se vivieron tensiones políticas.

A fines de 1925, asumió el Presidente Figueroa de débil liderazgo en la práctica fue superado por el ministro de Guerra (Defensa), el coronel Carlos Ibáñez del Campo, quien impuso mano dura. Muchos dirigentes políticos fueron encarcelados y otros partieron al exilio. A tanto llegó la audacia de Ibáñez, que ordenó remover a varios jueces, asunto que, de acuerdo con la Constitución de 1925 solo podía hacer el Poder Judicial. En 1927 Figueroa presentó su renuncia, lo que provocó que Ibáñez asumiera como vicepresidente y convocara a elecciones. En ellas se presentó como candidato único, obteniendo el 98 por ciento de los votos.
El gobierno de Ibáñez Del Campo: Después de cuatro años de trastornos políticos y sociales, las principales preocupaciones de Ibáñez eran restablecimiento del orden, la reestructuración de la administración pública y llevar a cabo una amplia reforma económica. Para ello, tomó duras medidas restrictivas y en contra de la corrupción, depurando el poder judicial, el ejército y la armada.
Ibáñez controlaba el Congreso y gobernó utilizando varias veces el mecanismo de los decretos-leyes, más propios de las dictaduras que de las democracias en los que el Presidente crea leyes saltandose las atribuciones del poder Legislativo.
Ibáñez hizo crecer la cantidad de fiuncionarios públicos, por lo que 1930 se creó el Estatuto Administrativo, un conjunto de normas que rigen el actuar de esos funcionarios. Nuevas instituciones fueron creadas bajo este mandato, entre ellas, Carabineros de Chile (1927), producto de la fusión de varios cuerpos policiales; Fuerza Aérea de Chile (1930), una rama militar especializada en aeronáutica.
Bajo este gobierno la educación experimentó importantes reformas, haciéndose obligatoria para los niños y jóvenes entre 7 y 15 años. Otro hecho destacado fue la dictación de la ley de autonomía universitaria, que garantizaba la independencia académica y administrativa de la Universidad de Chile. Este mandato se caracterizó, principalmente, por la aplicación de un amplio programa de obras públicas con la construcción de escuelas, carreteras, puertos y edificios públicos. Dichos planes expansivos se financiaron con prestamos obtenidos en el extranjero, especialmente en Estados Unidos de América.
En el plano internacional, su mayor acierto fue la conclusión del conflicto que enfrentaba, diplomáticamente, a nuestro país con el Perú desde la Guerra del Pacífico, por el dominio de Tacna y Arica, llegándose al acuerdo de dividir la zona. Tacna quedó en territorio peruano y Arica en el chileno; y se estableció, además, el correspondiente límite entre ambos países.
En 1929, la gran depresión mundial repercutió también en Chile, ya que se debían cancelar las cuotas correspondientes a los créditos internacionales y, además porque disminuyó notablemente la venta de salitre, debido a la competencia que le hacía el salitre sintético.
Para paliar los efectos de esta grave crisis, el gobierno de Ibáñez adoptó una serie de medidas, pero estas resultaron inútiles. En 1931 la situación era grave, hubo una fuerte disminución del poder adquisitivo (la gent eno podía comprar lo que necesitaba), una gran cesantía y la necesidad de suspender el pago de la deuda externa por falta de dinero. La amenaza de la bancarrota del país era cercana. El descontento era creciente y en 1931 Ibañez reunció a la Presidencia.
Tras la caída de Ibáñez sobrevino un período complejo, el desplome de la economía siguió, ya que la moneda chilena se desvalorizó y aumentó el costo de la vida, a la par que se reducían las reservas del Banco Central. Por ello, las críticas al nuevlo gobierno del Presidente Montero crecieron entre civiles y militares. El 4 de junio de 1932 se produjo un levantamiento militar liderado por la Fuerza Aérea, que provocó la renuncia del presidente y la proclamación de una república socialista.
El descontento popular que se tomaba las calles en ese momento se venía arrastrando desde hace muchos años, las malas condiciones de vida de los pobres que emigraron desde el campo a la ciudad así como los movimientos anarquistas y comunistas que eran críticos del manjeo económico y político del país incrementaban su poder en momentos de crisis especialmente al interior de los sindicatos. En junio de 1932, un grupo de aviadores se tomó Palacio de la Moneda, rrocaron al Pesidente Montero, y e proclama la "República Socialista de Chile". Se instala una Junta de Gobierno presidida por el general en retiro Arturo Puga y se decretó el cierre del Congreso Nacional.
La junta militar de la Repúblcia Socialista se propuso: Alimentar al pueblo, vestir al pueblo, domiciliar al pueblo, entendiéndose por el pueblo al conjunto de los ciudadanos sin distinción de clase ni de partidos. Los militares en el poder si bien tenían propuestas de gobierno socialistas, no recibieron el apoyo del Partido Comunista Chileno. Pese a su corta duración, de apenas12 días, la República Socialista llevó a cabo muchas reformas como: el decreto ley que indulta a todos los condenados por delitos políticos y sociales y la reincorporación a sus funciones de 200 profesores exonerados por razones politicas por Carlos Ibáñez del Campo.
Luego de varios presidentes interinos fue elegido por segunda vez Arturo Alessandri Palma, cuyo gobierno logró la recuperación económica del país, usando las facultades extraordinarios de su cargo y logró alejar al ejército de la política, con el respaldo de los conservadores y liberales, el Partido Radical que cada vez tenía más protagonismo, el Partido Socialista y el Partido Comunista. A su vez, la influencia de las ideologías fascistas que surgían de Alemania, España e Italia, fue asimilada por las juventudes del Partido Nacional Socialista de Chile. La minería salitrera ya estaba dando sus últimos frutos y comenzaba a ser reemplazada por el cobre, mientras la agricultura estaba resurgiendo rápidamente. La deuda externa fue reducida en un 31% con la compra de depreciados bonos (Ross logró comprar 139 millones de bonos a sólo 15 millones de pesos) y la industria nacional lograba satisfacer el 70% de las necesidades del país. Este auge permitió la construcción de obras como el Estadio Nacional. En los últimos años de su administración, los radicales le retiraron su apoyo y pasaron a la oposición.
Así, en una cargada atmósfera política y con un país dividido, se llevaron a cabo las elecciones presidenciales de 1938. Pedro Aguirre Cerda fue el candidato del Frente Popular, que unía a socialistas, comunistas y radicales. Conservadores y liberales presentaron la candidatura de Gustavo Ross, ministro de Hacienda de Alessandri. Así, esta contienda presidencial fue presentada como la confrontación entre el marxismo y el fascismo. Poco antes de la elección miembros de las juventudes nazis se tomaron la Casa Central de la Universidad de Chile, los 71 protestantes fueron trasladados al Edificio del Seguro Obrero, ubicado frente al Palacio de La Moneda, y allí fueron acribillados por carabineros. La Matanza del Seguro Obrero fue atribuida por la oposición como orden de Alessandri, lo que provocó la renuncia de Ibáñez a su candidatura y su apoyo a Pedro Aguirre Cerda. Finalmente, el candidato del Frente Popular obtuvo el 50,2% de los votos frente al 49,3% de Ross.

Gobiernos Radicales 1938 - 1952: Tres gobiernos radicales se sucedieron consecutivamente en Chile. El primero fue el de Pedro Aguirre Cerda (1938-1941) quien debió enfrentar la oposición de la derecha, que era mayoría en el Congreso, y a la cual solo en 1941 el Frente Popular logró sobrepasar, lo que significó un gran alivio para su gestión. La gran transformación de esta época fue la aplicación de una política de sustitución de las importaciones, que tendía a incentivar el crecimiento de la industria nacional, reduciéndose de paso la cesantía y mejorándose los niveles de vida.

En 1939 se produjo un gran terremoto en el sur del país, que causó la muerte de unas 40 mil personas. Esta tragedia dio vida a la Corporación de Reconstrucción y Auxilio y a la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo); que subsiste hasta nuestros días. En el mismo año también se formó la Empresa Nacional de Electricidad (Endesa). A través de CORFO se dió origena muchas empresas públicas.
El lema de Aguirre Cerda era "Gobernar es educar", y por ello su gobierno llevó a cabo un ambicioso plan de educación, con la creación de más de mil escuelas de enseñanza primaria y de unos 3.000 cargos para profesores. También se fundaron numerosas escuelas técnico-industriales, dedicadas a formar a los trabajadores que iban a dirigir el progreso industrial. En la educación superior, la Universidad de Chile comenzó con un proceso de reforma, cuyo objetivo era transformarla en un centro de investigación científica y desarrollo cultural a nivel nacional.

En lo político, el mandatario no estaba del todo satisfecho con el conglomerado de partidos que lo apoyaba y que formaba el Frente Popular. Así, comenzó a tomar medidas que motivaron el distanciamiento de los comunistas de su gobierno. Sin embargo, el presidente Aguirre Cerda no alcanzó a terminar su sexenio cuando la muerte lo sorprendió, en 1941.

Gobernar es producir : El segundo gobeirno radical lo encabezó Juan Antonio Ríos, con el apoyo de su partido, de los socialistas, comunistas, democráticos y la Falange Nacional, grupo surgido del Partido Conservador y que más tarde daría vida a la Democracia Cristiana. Ríos trató, no obstante, de hacer un gobierno nacional que no se doblegara ante las exigencias de los distintos partidos políticos.
Debido a que el gobierno accedió tanto a constantes aumentos de salarios y sueldos como a alzas de precios, se produjo en el país un período de inflación creciente (constantes alzas en los rpecios de los productos ys ervicios). En cuanto al desarrollo económico, este gobierno continuó con la obra de Aguirre Cerda, dando impulso a la política industrializadora. Así, llevando a la realidad su lema “Gobernar es producir”, construyó centrales hidroeléctricas y creó la Empresa Nacional de Petróleos (ENAP). También se preocupó del fomento agrícola, a través de la Corfo, que estudió un plan destinado, entre otras cosas, a aumentar la producción de alimentos y lograr saldos exportables, mecanizar el trabajo del agro, propender al regadío de nuevos suelos y orientar la producción al cultivo intensivo.

Durante la administración de Ríos se aprobó la primera reforma a la Constitución de 1925, mediante la cual se dio rango constitucional a la Contraloría General de la República y se limitaron las atribuciones del Ejecutivo y Legislativo en la gestación de gastos públicos. Juan Antonio Ríos, el segundo presidente radical, tampoco pudo terminar su período, ya que falleció en 1946.

En septiembre de 1946 fue elegido presidente el radical Gabriel González Videla, quien llegó al poder apoyado por una coalición de radicales y comunistas. Al poco andar, este gobierno se vio afectado por las continuas diferencias y conflictos que propiciaban los grupos políticos que lo respaldaban. Además, esto se vio agravado por la guerra fría desatada entre la Unión Soviética y Estados Unidos. Ni radicales ni conservadores aceptaron la política antiestadounidense y prosoviética que los comunistas fomentaban. Esto significó la ruptura entre González Videla y el Partido Comunista, y con ello la división del Frente Popular.
Luego de una serie de huelgas sucesivas, el mandatario dictó la Ley de Defensa Permanente de la Democracia, bautizada por sus detractores como ley maldita. Una vez promulgada, en 1948, su aplicación implicó que el Partido Comunista fuese proscrito y que sus máximos dirigentes fuesen encarcelados en Pisagua. Y que otros destacados militantes, entre ellos el poeta Pablo Neruda, debieran huir del país.

En 1950, el descontento popular contra el gobierno era tan masivo que el presidente cambió su plataforma política. El radicalismo, sin apoyo de la izquierda, se orientó, entonces, hacia la derecha. El presidente llamó a su gabinete a representantes de la Falange Nacional y del Partido Conservador Social Cristiano, en lo que se llamó el gabinete de sensibilidad social, tendiente a mejorar la situación del trabajador. En cuanto a las realizaciones de esta administración, en el sector educativo destaca la creación de la Universidad Técnica del Estado (1947), hoy Universidad de Santiago. En el sector económico, se continuó con el programa de la Corfo y se organizó la Compañía de Aceros del Pacífico (CAP), que construyó entre 1947 y 1950 la planta siderúrgica de Huachipato, abasteciendo de acero el mercado nacional y exportando a todos los países de Sudamérica, Estados Unidos, Canadá y Japón.

Se construyó la Refinería de Petróleo de Concón y la Fundición de Paipote, esta última destinada a impulsar el desarrollo de la pequeña y mediana minería del Norte Chico. En el ámbito legislativo, una de las más destacadas iniciativas del gobierno de González Videla fue la promulgación de la Ley Nº 9.292, el 8 de enero de 1949, que concedió derecho a voto a la mujer en las elecciones presidenciales.

Los diversos cambios en las asociaciones políticas del radicalismo, la desconfianza hacia los políticos, la inflación y el no cumplimiento de las expectativas de la ciudadanía, influyeron en que, después de 14 años de gobiernos radicales, el electorado deseara un cambio. Este panorama permitió que el general Carlos Ibáñez, cuya campaña había tomado como símbolo la “escoba” –que barrería con la inmoralidad y la corrupción política–, triunfara con una abrumadora mayoría en las elecciones de 1952. El resultado favorable hacia Ibáñez fue dado por la preferencia del electorado femenino que, por primera vez, votaba en una elección presidencial.
La Antártica chilena: En 1940, bajo el gobierno de Aguirre Cerda, se delimitó el Territorio Antártico Chileno entre los meridianos 59º y 90º de longitud Oeste y el Polo Sur, con una superficie de 1.250.000 kilómetros cuadrados. Allí se instalaron bases científicas, como la Capitán Arturo Prat (1947) y la Libertador Bernardo O’Higgins, que fuera inaugurada durante la visita del presidente Gabriel González Videla (1948).

La Segunda Guerra Mundial : Frente a este conflicto mundial, la actitud del gobierno chileno fue de absoluta neutralidad, pero en la Conferencia de Río de Janeiro (1942) los Estados Unidos recomendaron la ruptura de relaciones con las potencias del Eje. El presidente Ríos consultó al Senado sobre un potencial cambio de postura, y este fue favorable a romper relaciones con Alemania, Japón e Italia, lo cual se formalizó en enero de 1943.
RECUERDA: Presidencialismo, Sistema de gobierno en el que el Presidente de la República es también el jefe del gobierno.




En 1952, Carlos Ibáñez del Campo, arrasó en las elecciones con la promesa de “barrer” con los políticos. Sin embargo, una vez en el gobierno mostró una conducción errática, que lo llevó a forjar las alianzas políticas más diversas y a enfrentar una agitación social cada vez más fuerte frente a los problemas económicos. La inflación fue en aumento y el plan de ajuste fiscal que aprobó a mediados de su mandato, activó más todavía la oposición de obreros y estudiantes. Sin embargo, lo más significativo de su segundo gobierno fue la apertura política a que condujo la elección de 1952, ya que por primera vez participaron mujeres en la elección presidencial.Gracias a ellas, Ibáñez triunfó con la más amplia mayoría de votos conocida hasta entonces: el 46,8 por ciento.

Diversas realizaciones: Fusionó varias instituciones que dieron origen al Banco del Estado de Chile, institución destinada al crédito y fomento de la producción.También se creó el Ministerio de Minería, la Corporación de la Vivienda (Corvi), se instauró la asignación familiar y el salario mínimo campesino. Además, se impulsó el desarrollo de ENAP, Endesa y Corfo. Durante su gobierno se derogó la ley de Defensa Permanente de la Democracia, que en 1948 había declarado fuera de la ley al Partido Comunista.
La Central Única de Trabajadores: En aquella época, las agrupaciones sindicales cobraron mayor importancia, revirtiendo un proceso de desunión, el año 1953 se formó la Central Única de Trabajadores (CUT), organismo de carácter sindical, que tenía por finalidad luchar por los derechos de los trabajadores y por mejorar las condiciones de trabajo. Su máximo dirigente fue Clotario Blest.

Nuevas agrupaciones políticas
La realidad política nacional demostraba que para los partidos políticos era muy difícil llegar al poder por sí mismos, y ello llevó a la aparición de nuevos grupos y alianzas. Una nueva combinación política de izquierda surgió en 1956, el FRAP (Frente de Acción Popular), que reunió a los partidos Socialista, Democrático, Nacional Socialista Popular, del Trabajo y al Comunista -aún proscrito por la ley de Defensa Permanente de la Democracia. Mientras tanto, en el centro del espectro político, el Partido Demócrata Cristiano (PDC) empezó a reemplazar al radicalismo.
El PDC había surgido en 1957, de la fusión de la Falange Nacional con el Partido Conservador Social Cristiano.Así, para la elección presidencial de 1958 se perfilaron las candidaturas de Luis Bossay, por el Partido Radical; Salvador Allende, militante del Partido Socialista; Eduardo Frei Montalva, de la Democracia Cristiana, y Jorge Alessandri, independiente que contó con el apoyo de liberales y conservadores y que terminó imponiéndose en las urnas.

Gobierno de Jorge Alessandri Rodríguez: Hijo de Arturo Alessandri Palma (elegido dos veces presidente). Era ingeniero civil de la Universidad de Chile, era empresario y se definía como independiente.

Al inicio de su gobierno, en 1958, Alessandri contaba con un amplio apoyo de parlamentarios liberales, conservadores y radicales. Pero tratando de mantener la independencia política, que había promovido durante su campaña electoral, formó su primer gabinete con técnicos e independientes de derecha. Durante su primer año como presidente se dedicó a detener la inflación y procurar una racionalización de la administración pública. Estos objetivos los logró a través de la estabilización del presupuesto y de una política económica liberal. Además de la instauración de una política restrictiva sobre los reajustes salariales y un fuerte plan de construcción de viviendas y de obras públicas. En 1960, creó el Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción, que permitió afrontar los desastres sísmicos de ese mismo año. Además, cambió el peso por una nueva unidad monetaria, el escudo, que equiparó al dólar. Las elecciones de 1961 En marzo de 1961 se realizaron las elecciones para renovar la totalidad de la Cámara de Diputados y parte del Senado. Considerando los resultados en su totalidad, se mantuvo, en general, la relación de fuerzas de la elección presidencial, pero Alessandri perdió el tercio derechista en el Congreso.

La política económica impuesta por Alessandri comenzó a mostrar señales de deterioro. Las dificultades en la balanza de pagos, el excesivo endeudamiento externo producto de los créditos que financiaron gran parte de las obras gubernamentales y el drástico descenso de las reservas de divisas provocaron un rebrote inflacionario, lo que provoco un clima de malestar y agitación social que, para 1962, se expresaba en movilizaciones populares, huelgas, etc.

La reforma agraria: Alessandri pretendió darle impulso a la alicaída actividad agrícola y para ello, en 1962, promulgó la Ley de Reforma Agraria Nº 15.020. Esta enunciaba una política tendiente a impulsar la producción agropecuaria, permitir el acceso a la propiedad de la tierra a quienes la trabajan y mejorar las condiciones de vida del campesinado. Además, implicó la creación de la Corporación de la Reforma Agraria (CORA) y el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap), que iniciaron durante este gobierno el proceso de redistribución de tierras y la ampliación de las superficies de cultivo.Aunque desde el punto de vista legislativo esta ley marcó un hito en la historia del país, desde un punto de vista práctico sus resultados no son muy significativos. Esto, porque dado el carácter derechista del gobierno, fue una reforma más bien tímida y conservadora.
La Alianza para el Progreso: A fines de 1961, se celebró en Uruguay la Conferencia de Punta del Este, en donde los países reunidos suscribieron un acuerdo denominado: Carta de Punta del Este. Este documento fue el punto de partida para la Alianza para el Progreso, ambicioso plan impulsado por el presidente estadounidense John F. Kennedy.Este tenía como fin promover cambios estructurales que permitirían incentivar el desarrollo de América Latina. A cambio, Estados Unidos entregaría apoyo financiero a los países que lograran estos objetivos.En Chile, esto se manifestó a través de las reformas tributaria y agraria (1962). En general, la Alianza para el Progreso encontró poco apoyo político y fue criticada por ser considerada insuficiente.

Obras de su gobierno : Durante el mandato de Jorge Alessandri se construyeron más de 150.000 viviendas y más de 30.000 familias fueron erradicadas de las poblaciones “callampas”. En cuanto a obras públicas, se pavimentaron unos 3.253 kilómetros de caminos y se construyeron varios hospitales y edificios educacionales.La minería experimentó un gran crecimiento con la explotación petrolífera y con las notables cifras de producción del cobre, que en 1963 llegó a la cifra récord de 600 mil toneladas.Otros hechos importantes ocurridos durante este gobierno son: la creación de la Empresa Nacional de Minería (Enami), la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) y la Empresa Portuaria de Chile (Emporchi).En 1960, Chile adhirió al Tratado de Montevideo, pasando a integrar la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALALC).

El Gobierno del Demócrata Cristiano Eduardo Frei Montalva (1964-1970), se concentró en generar espacios de participación, en la vida pública, a los grupos marginados. Esto se lograría impulsando un agresivo proyecto de disminución del analfabetismo y la expansión de organizaciones de participación ciudadana, tales como sindicatos, juntas de vecinos, centros de madres, cooperativas, entre otros. En 1968, se dictó la ley de Juntas de Vecinos, que además legalizó los centros de madres y otras organizaciones comunitarias. Por su parte, los sindicatos aumentaron duplicaron el número de afiliados, llegando a alrededor de 500 mil en 1970.
En el terreno económico, este plan contemplaba la profundización de la ley de Reforma Agraria y la Chilenización del cobre. En 1967 se dictaron, después de una larga discusión en el Parlamento, las leyes de Reforma Agraria y Sindicalización Campesina. Los asentamientos de los campesinos estaban bajo la supervisión de la Corporación de la Reforma Agraria (CORA). El plan de Chilenización del cobre dio resultados positivos, ya que durante el gobierno de Frei se produjo un aumento del producto geográfico bruto de un 5 por ciento y a un descenso en el endeudamiento de 200 millones de dólares a tan solo 91 millones.

Con la finalidad de entregar una educación moderna y socialmente útil, esta administración emprendió una vasto plan de reformas. La enseñanza primaria fue ampliada a ocho años y pasó a llamarse Enseñanza Básica, y la secundaria se disminuyó de seis a cuatro años, denominándose Enseñanza Media, y se dividió en dos áreas, científico-humanista y técnico-profesional. A la vez, se promulgó la ley de guarderías infantiles, para acoger a la población infantil de 1 a 6 años. Se redujo el analfabetismo, de un 16,4 % a un 11 %, y se construyeron más de 3.000 nuevas escuelas. Durante el gobierno de Frei se había producido una reorganización del panorama político nacional. En 1969, el Partido Radical se dividió y una parte de este se fue a la derecha y la otra a la izquierda que, hasta entonces, se denominaba FRAP y que se reorganizó en la Unidad Popular. Este conglomerado reunía a los partidos Socialista, Comunista, Democracia Radical y al Movimiento de Acción Popular Unitario (MAPU), que había nacido, en 1969, luego de la división de la Democracia Cristiana.
La izquierda más radicalizada estaba representada por el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), que había surgido en la Universidad de Concepción en 1965, de la unión de grupos procedentes de las Juventudes Comunistas (JJ.CC.) y del Partido Socialista. La derecha, por su parte reunió en el Partido Nacional, nacido del colapso electoral de conservadores y liberales en la elección parlamentaria de 1965. Por otra parte, en 1968 se produjo la reforma universitaria, inspirada, parcialmente en el movimiento francés del mismo año, que condujo a los alumnos a tener mayor participación en los claustros universitarios que toman las decisiones más importantes de esas casas de estudio. A fines del gobierno de Frei Montalvas, se comenzó a engendrar un ambiente de polarización y violencia política. En octubre de 1969 se produjo el intento de golpe de Estado conocido como el Tacnazo, encabezado por el general Roberto Viaux en el Regimiento de Artillería Tacna. Para justificar esta acción, se aducían reclamos de tipo salarial, y se exigía la renuncia del ministro de Defensa y del comandante en jefe del Ejército.

Elección de 1970
El gobierno respondió clausurando el Congreso y decretando estado de sitio. Pero luego de una serie de incidentes, el mismo Ejército redujo a los amotinados, quienes fueron sometidos a proceso por delitos contra el “orden y la seguridad del Ejército”. Luego de este episodio, el ministro de Defensa y el comandante en jefe renunciaron. Así se llegó a la elección presidencial de 1970, en donde se enfrentaron tres candidatos, de los tres tercios en los que se dividía la población: Jorge Alessandri, apoyado por el Partido Nacional; Radomiro Tomic, representante de la Democracia Cristiana, y Salvador Allende, abanderado de la Unidad Popular. En su cuarto intento, Allende fue elegido con apenas el 36,6% de los votos, mientras que el ex presidente Alessandri llego al 35,3%.
Como Allende no reunió el 50 por ciento más uno de los votos válidamente emitidos, de acuerdo con la Constitución de 1925, el Congreso debía ratificarlo. Y fue por ello que se iniciaron conversaciones entre la Unidad Popular y la Democracia Cristiana.
Tras acordar y firmar un pacto denominado Estatuto de Garantías Constitucionales –un acuerdo en que, entre otras cosas, ambas partes se comprometían a conservar libertades como la de enseñanza, prensa, asociación y reunión–, el camino para Allende parecía despejado. Sin embargo, algunos sectores de derecha promovieron un golpe de Estado, y para ello secuestraron al comandante en jefe del Ejército, general René Schneider, quien finalmente resultó asesinado, en el fallido intento. Además, Estados Unidos presionaba nuevamente para impedir que Allende asumiera el poder. En este cargado ambiente, el Congreso pleno, el día 24 de octubre de 1970, ratificó a Salvador Allende como presidente de Chile. Y el 4 de noviembre, este juraba como primer presidente socialista democráticamente elegido en el mundo.
El Gobierno de Salvador Allende Gossens (1970-1973), buscaba iniciar una etapa de transición al socialismo, actuando de manera cuidadosa para no atentar contra la tradición democrática de Chile y también para no causar una reacción negativa de las Fuerzas Armadas. A pesar de esto, no fue capaz de evitar la violencia que diferentes grupos extremistas (tanto de ultraderecha como de ultraizquierda) ejercían.
Al interior de la UP existían dos frentes: el revolucionario, que pretendía acelerar el proceso, y otro reformista, que proponía avanzar lentamente y, una vez consolidado, continuar con rapidez. El gobierno de la UP propuso dividir la economía en tres áreas: social, donde las empresas de interés social pasaban a ser propiedad del Estado; mixta, en la que el Estado sería el principal accionista, y privada, conformada por pequeñas empresas que operaban con bajos capitales. Sin embargo, el traspaso de las grandes compañías al Estado fue rechazado por el Parlamento, donde el gobierno de Allende no tenía la mayoría. Ante esta situación, el gobierno utilizó un decreto dictado en 1932, que autorizaba la expropiación de cualquiera industria considerada como fundamental para la economía. Este método fue conocido como un resquicio legal, es decir, un uso forzado de la ley.
Para cumplir con sus metas y enfrentar la oposición del Congreso el gobierno usó frecuentemente los resquicios legales, además de otros procedimientos, como la compra de acciones, requisiciones y las tomas. Así, en 1973 el gobierno controlaba casi el 80 por ciento de las industrias del país, a través de interventores que no siempre tenían los conocimientos suficientes para dirigirlas.

Al mismo tiempo, muchos bancos también fueron adquiridos, con el propósito de estatizarlos. Donde no hubo ninguna oposición fue en la nacionalización del cobre, en 1971, vital para la economía del país, tanto que es considerado también como el “sueldo de Chile”. En otras áreas, se aceleró la reforma agraria expropiándose más de dos millones de hectáreas en 1971. Esta situación se tradujo en violentos choques entre los fuertes deseos de los campesinos por mejorar su nivel de vida, estimulados por grupos de extrema izquierda, y los dueños de las tierras, que consideraban que estas no se podían expropiar.
En la salud, el gobierno de Allende invirtió en equipamientos e instalaciones y, al igual que en otras áreas, reajustó los sueldos de los trabajadores de la salud. En el aspecto alimentario, entregó medio litro gratis de leche diario a cada niño, con una cobertura de, aproximadamente, el 80 por ciento. En educación, los esfuerzos se concentraron en la enseñanza preescolar, básica e industrial para trabajadores. En vivienda se completó casi en su totalidad el programa de construcción iniciado por Frei Montalva.
El primer año de Allende provocó resultados positivos: el producto bruto había aumentado en un 8,6 por ciento; la inflación había bajado desde un 34,9 por ciento en 1970 a un 22.1 por ciento; la cesantía había disminuido al 3,8 por ciento, y la producción industrial aumentó en un 12 por ciento. Sin embargo, la bonanza duró poco, debido a que, para lograr estos resultados, se recurrió a una gran expansión monetaria, es decir, se emitieron muchos pesos sin el respaldo necesario del Banco Central, lo que hizo que el peso perdiera su valor y provocó una inflación que alcanzó el 140% en 1972. Como las mercaderías se vendían a un precio fijo, surgió entonces el comercio oculto o mercado negro, donde era más rentable vender productos básicos como arroz, fideos, azúcar y harina, ya que se comerciaban a un alto valor.

Como consecuencia de esta situación las mercancías “desaparecieron” de los supermercados y almacenes, lo que significaba que había que hacer largas filas o “colas” frente a los establecimientos comerciales para conseguirlas. Ante este serio desabastecimiento, el gobierno creó la Empresa Nacional de Distribución y Comercialización, para proveer al comercio mayorista de productos esenciales. Además, en 1972 formó las Juntas de Abastecimientos y Precios, JAP, que debían establecerse en los barrios para vender a precios oficiales y en forma limitada los productos básicos a sus asociados. Como una forma de protesta contra la difícil situación económica, en octubre de 1972 se realizó un paro convocado por la agrupación de dueños de camiones, a la que luego se le unieron los comerciantes minoristas, varios gremios profesionales e industriales y algunos organismos estudiantiles.
Este movimiento exigía al Presidente Allende aceptar sus demandas, contenidas en el llamado Pliego de peticiones de Chile. Como una forma de dar señales de confianza, el gobierno integró a su gabinete a militares, siendo nombrado como ministro del Interior el Comandante en Jefe del Ejército, general Carlos Prats, además de otros uniformados en diferentes ministerios. La tensión cedió y, luego de 24 días de paralización, el conflicto se resolvió. En marzo de 1973, la Unidad Popular logró una votación del 43 por ciento en las elecciones parlamentarias, con lo que alejó la posibilidad de que la oposición, conformada básicamente por el Partido Nacional y el Demócrata Cristiano, acusara constitucionalmente al Presidente Allende, debido a que no contaban con la mayoría necesaria en el Congreso. Sin embargo, la situación se hacía cada vez más confusa y delicada. Ante los constantes vetos del Congreso a las iniciativas del Presidente por consolidar sus políticas, este optó por los decretos de insistencia, uno de los tantos resquicios legales, lo que provocaba serios conflictos entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo. La tensión era creciente e, incluso, el 29 de junio de 1973, el regimiento de blindados (tanques) Nº2, al mando del coronel Roberto Souper, rodeó el Palacio de la Moneda en un intento de golpe de Estado que no resultó, aunque se produjeron algunas víctimas. A fines de julio de 1973, los camioneros, el comercio detallista, los mineros de El Teniente y diferentes grupos de profesionales organizaron paros y protestas que fueron reprimidos por el gobierno y sus partidarios. El Presidente Allende convocó nuevamente a los militares a integrar el gobierno, además del general Director de Carabineros.

El general Carlos Prats asumió como ministro de Defensa el 9 de agosto, pero el 22 del mismo mes renunció a su cargo no solo ministerial, sino que también al Ejército, por la presión en contra que recibía al interior de su propia institución. Allende nombró entonces como Comandante en Jefe del Ejército a Augusto Pinochet. Por otra parte, los intentos de diálogo político entre el Presidente Allende y la oposición fracasaron y, finalmente, el esquema de los tres tercios o de los tres partidos políticos en que estaba dividido el electorado (UP, DC y PN) se quebró cuando la Democracia Cristiana terminó por unirse al Partido Nacional en la oposición al gobierno. En agosto de 1973, la situación era inmanejable. La Corte Suprema, a través de un documento público, había representado al gobierno su preocupación por la crisis del estado de derecho y el inevitable quiebre de la juridicidad. Además, la Cámara de Diputados adoptó un acuerdo, por el cual se le manifestó al gobierno de la UP y a los ministros uniformados una serie de actos que consideraba ilegales.
El ambiente, en los inicios de septiembre de 1973, estaba tan tensionado que el propio Presidente Allende estaba dispuesto a llamar a un plebiscito que solucionara el conflicto político. Pero las Fuerzas Armadas actuaron antes, ya que pensaban que eso solo era un arreglo parcial y una maniobra para ganar tiempo. El 11 de septiembre de 1973, las Fuerzas Armadas llevaron a cabo un golpe de Estado. Por las radios comenzaron a emitirse los comunicados de la Junta de Gobierno integrada por los generales Pinochet y Gustavo Leigh, comandantes en jefe del Ejército y la Fuerza Aérea, respectivamente, a quienes se unieron el almirante José Toribio Merino y el general César Mendoza Durán, quienes, en ese orden, asumieron ese mismo día la jefatura de la Armada y la Dirección General de Carabineros. En un día controlaron al país, derrotando rápidamente también a los grupos de resistencia en el centro de Santiago. Ante la negativa del Presidente Allende, de abandonar La Moneda, aviones de la FACH atacaron con misiles y el edificio estalló en llamas. El gobernante pidió a sus partidarios salir de palacio, posteriormente Salvador Allende Gossens se habría suicidado.
Nuestro Siglo, TVN, capítulos sobre el gobierno de Allende y el golpe de Estado de 1973.


Actividad
I Parte: Contesta las siguientes preguntas de forma completa, cuidando tu ortografía.
1 ¿Quién fue el primer mandatario marxista en el mundo elegido democráticamente?
2 ¿Cómo se llamaba el conglomerado político que estaba compuesto por los partidos Socialista, Comunista, Radical, Socialdemócrata y MAPU durante los años 70?
3 El primer año del gobierno de Allende provocó resultados positivos. Sin embargo, la bonanza duró poco, ¿por qué?
4 ¿En qué consistía la Reforma Agraria?
5 ¿En qué consistieron los procesos de chilenización y nacionalización del Cobre?
6 ¿Qué sectores se unieron para oponerse a Allende? 7 Resume en qué consistía el programa de gobierno de Allende.

II Parte: Busca en el diccionario los siguientes términos:

Sindicalismo o Sindicato, Dolarización, Marxista, Agraria o Agrario, Inflación, Resquicio, Revolución, Transformación, Democracia, Socialismo o Socialista, Dictadura.